,

Funny Games (2007): lo pasarás mal, y eso es bueno

Llevo mucho tiempo aplazando la tarea de escribir. Ya sea por A o por B no conseguía ponerme delante del ordenador y hablar sobre algo que realmente me apasiona: el cine. No soy experto en cine, ni un erudito de la materia, ni nada por estilo, soy una persona más a la que le gusta evadirse de la realidad a través de la ficción. A veces para pasarlo mejor, a veces para pasarlo peor (como es el caso de la película a tratar). Me costaba mucho escribir, pero ayer por la noche todo cambió cuando vi Funny Games, un thriller psicológico que cumple con creces su cometido de incomodar y agobiar al espectador. Durante el visionado no podía dejar de pensar en hablar de la película, y creo que esa es la primera gran señal del nivel de Funny Games. Ha conseguido que deje de procrastinar y me ponga manos a la obra.

Funny Games (2007) es un remake estadounidense del thriller psicológico austriaco de 1997 que recibe el mismo nombre. Ambas versiones son del mismo director, Michael Haneke, y son idénticas la una a la otra. Y cuando digo idénticas no me refiero a la premisa de la película ni al desenlace, sino a que son iguales punto por punto. En guion, diálogos, planos y encuadres. Por supuesto esto no estuvo exento de polémica. Lo único que varía respecto a la original es la fotografía y el reparto. Y creo, sinceramente, que en la versión americana el nivel de actuación es superior. Es el detalle por el que si estuviese en vuestro lugar me decantaría por ver la de 2007.

La película nos presenta a George (Tim Roth) y a Ane (Naomi Watts), un matrimonio que junto a su hijo Georgie (Devon Gearhart) decide ir a su casa de verano para descansar. Al poco tiempo de llegar, dos jóvenes van a darles la bienvenida. Son tan extrañamente educados y su comportamiento es tan peculiar que desde su llegada te empiezas a incomodar. Conforme más hablan más sospechas que algo no va bien, que la vida de la familia corre mucho peligro y que lo van a pasar realmente mal por su culpa. ¿Podrán salir del apuro?

El matrimonio (Tim Roth y Naomi Watts) y su hijo extrañados ante el comportamiento de los jóvenes.

No son los únicos que lo pasarán mal. Tú, como espectador, sentirás un gran agobio durante toda la película, te estresarás ante la impotencia de no poder entrar a la televisión y hacer algo al respecto. De hecho, en más de una ocasión, uno de los jóvenes romperá la cuarta pared y te mirará directamente a través de la cámara, dándote la sensación de que eres cómplice de lo que está pasando, incomodándote aún más y provocando que tengas más ganas de intervenir. Sí, pasarás un mal rato, pero eso es bueno. Es lo que trata de conseguir (y consigue) Funny Games. Si no incomodase al espectador el objetivo no se habría cumplido.

Sin entrar en detalles ni ejemplos de la película para no spoilear a quien no la haya visto, lo que más me fascinó son dos aspectos. El primero es que lo que de verdad te provoca una gran incomodidad, agobio y tensión no son escenas de violencia física, visceral, sangrienta o explícita, son las escenas tranquilas. Cuando peor se pasa es con la imprevisibilidad que rodea a los jóvenes. Su diálogo, sus miradas, su extraño comportamiento, sus silencios, su calma…. es lo que de verdad aterra. Se rompe con la necesidad de recurrir a esta violencia pura para crear situaciones traumáticas. De hecho, cuando la hay, incluso se llega a dejar en segundo plano para acompañarla y darle la verdadera fuerza a la escena a través de las cualidades nombradas anteriormente de los jóvenes. Te provocan una constante incertidumbre de que cualquier cosa puede pasar en unos segundos. Esto es gracias a las interpretaciones de Michael Pitt y Brady Corbet, los actores que dan vida a estos crueles jóvenes.

Ligándolo con lo que he nombrado antes de la superioridad interpretativa que hay en esta versión, creo que la gran diferencia está en estos dos actores. Consiguen que sus personajes den más asco, más rabia y te incomoden con su maldad pura en mayor medida que los de 1997. Teniendo en cuenta el objetivo de la película y de sus papeles es un punto totalmente a favor de la versión americana.

Brady Corbet (izquierda) y Michael Pitt (derecha).

El segundo aspecto que quería señalar es como Funny Games rompe con el molde de “situación difícil – momento esperanzador – situación difícil – momento esperanzador”. Cuanto más avanza la película menos esperanza tienes en que algo bueno le suceda a la familia. Son muy escasos los momentos de luz que verán entre tanta oscuridad. Sientes que todo está en su contra y que la cosa va de mal en peor. 

Dicho esto, es una película que no es del agrado de todo el mundo. Ello se  refleja en la gran diversidad de opiniones que tiene Funny Games, las hay desde las que la sitúan como una obra maestra a un gran bodrio, por supuesto, pasando por todos los puntos intermedios. Es amada por muchos y odiada por otros tantos, por eso es interesante verla también. A ver en qué grupo te encuentras tú. Si te apetece disfrutar a través de una historia que te va dejando peor cuerpo conforme avanza creo que te gustará. En cambio, si este tipo de películas asfixiantes no son lo tuyo igual no es la mejor opción para pasar dos horas de tu día. Si eres como yo, que dices que sí a ver desde la comedia más luminosa hasta una película que incomoda y es poco esperanzadora, dale una oportunidad, puede que te guste, y mucho. Ojalá que así sea.

¿Dónde ver la película? Pues malas noticias, solo está disponible de forma legal en Prime Video pagando un coste adicional de 3,99 € en caso de alquiler o 10,99 si la compras. Y digo legal porque siempre puedes ponerle una “i” delante y navegar por internet a bordo de un barco pirata… Juzgarte no es mi deber.

Si has llegado hasta aquí muchas gracias por leer el artículo, de corazón.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: